Diciembre es uno de los mejores meses para visitar el emirato de Dubái. Con el mes de enero, es una de las épocas más frescas del año, lo que en esta región desértica significa más calor que el que hace en verano en muchas ciudades europeas. Es decir, en Dubái, o hace calor, o hace demasiado calor. Diciembre está perfecto.

Además, en diciembre podrás disfrutar de algunos de los eventos festivos que suceden durante el mes, como el Día Nacional (el 2 de diciembre), la Navidad y por supuesto el Año Nuevo, y tendrás un montón de opciones para explorar la naturaleza alrededor de la ciudad, llena de contrastes y paisajes bellísimos, y en su mejor momento. 

El tiempo: buenas noticias

A couple share a photo with a camel

Si lo que necesitas es unas vacaciones de fin de año al sol, no busques más: en Dubai en diciembre el clima perfecto es una garantía. Con medias entre los 17º y los 27ºC, puedes estar seguro de que tendrás muchas oportunidades de echarte en la playa, pasear sin morir de calor e incluso nadar en el mar.

Por las noches, será más que suficiente con un suéter ligero para cenar al fresco y experimentar la famosa vida nocturna de la ciudad. ¡Tal vez te topes con alguna celebridad! Desde hace ya un tiempo, Dubái es el patio de recreo de la jet-set internacional, que aterriza aquí para divertirse, recargar las baterías y hacer compras.

Describirlo como “la época lluviosa de Dubái” probablemente sea un poco exagerado, pero de vez en cuando sí puede llover un poquito durante diciembre. Si esto sucede, digamos que estás de suerte. Y, además, Dubái seguramente sea uno de los destinos con más actividades de interior para los viajeros. ¿Tal vez te apetezca esquiar?

Contrastes: desierto, jardines y ¡esquí!

Two 4WDs driving over the top of a sand dune on a Dubai desert safari

En diciembre, como mencionamos más arriba, el desierto da la bienvenida de nuevo a los visitantes que quieran salir de la modernidad de los rascacielos y busquen otro tipo de experiencias. Puedes apuntarte a un safari que da comienzo al atardecer, para ver las dunas pintadas de naranja al caer el sol, y cuando llegue la noche, disfrutar de una cena y un espectáculo tradicional árabe a la luz del fuego.

Los safaris por la mañana por el desierto y los paseos en quad todo terreno son otras formas de explorar estos paisajes alucinantes, una de las cosas más bellas que puedes disfrutar aquí.

Para contrastar con la aridez del desierto de arena, ve al Miracle Garden, un parque de atracciones/jardín botánico que presume de ser el jardín de flores más grande del mundo (aquí ya sabes que no se les da bien hacer las cosas a pequeña escala). Con unos 250 millones de plantas individuales, está abierto de octubre a abril todos los años, pero tal vez diciembre sea el mejor momento para visitarlo. No te pierdas su mariposario, que alberga 15,000 insectos de 26 especies diferentes.

Pero si de pronto extrañas el invierno, sólo tienes que ir hasta el Mall of the Emirates y buscar el camino hasta Ski Dubai. Sus pistas de montaña artificiales ofrecen más de 22,000 metros cuadrados de nieve esquiable, junto a una pequeña colonia de pingüinos y muchas otras actividades. Allí mismo te rentan ropa de abrigo, no te vaya a ser que te de una hipotermia.

Descubre la historia de Dubái

A tourist exploring a historic fort in Dubai

Si estás leyendo este artículo, tal vez ya sepas que, si rascas un poco la cara ultramoderna de Dubái, encuentras capas y capas de historia. Esta enorme ciudad que ves ante tus ojos fue un pequeño y tranquilo pueblo de pescadores y buscadores de perlas durante la Edad Media. Acércate a la entrada de agua salada que divide la ciudad, conocida hoy en día como Dubai Creek (Khor Dubái) para descubrir gran parte de esta historia.

El lugar ideal para empezar es el Museo de Dubái, que ocupa un inmueble amurallado del siglo XVIII, el Fuerte Al Fahidi. A él se suman las atracciones del distrito histórico de Shindagha, que incorpora estructuras antiguas de la parte más antigua de la ciudad, además del Museo de la Encrucijada de Civilizaciones (Crossroads of Civilization Museum).

Justo en frente, si cruzas el cuerpo de agua en barco o en metro, te encontrarás con dos impresionantes zocos tradicionales, el del oro y el de las aromáticas y coloridas especias (todo un festín para los ojos y para tomar fotos). Todo ello puede disfrutarse desde las aguas en un crucero con cena a bordo de un dhow por el Khor Dubái.

Y si tienes la suerte de venir para las festividades del 2 de diciembre en Dubái, fecha que marca el nacimiento de los Emiratos Árabes Unidos en 1971, cuando las disputas tribales entre los diferentes líderes se dirimieron y dio comienzo una era de prosperidad y paz, podrás ser testigo del gran espectáculo de fuegos artificiales, desfiles y una plétora de eventos especiales para celebrar este día.

Navidad en Dubái

The Burj al Arab framed by a Christmas tree

Dadas las atracciones turísticas, el clima fantástico de finales de año, y que es uno de los centros de negocios más importantes de la región, Dubái es hoy en día uno de los destinos favoritos para pasar unas Navidades fuera de lo común.

Aunque la mayoría musulmana del emirato no celebre el 25 de diciembre, en Dubái residen muchos extranjeros que sí lo hacen, y dada la importancia del turismo, en la ciudad se aseguran de que se sienta el ambiente navideño.

Grandes árboles de Navidad decoran muchos espacios públicos y los Santa Clos montan talleres en los centros comerciales de la ciudad con la ayuda de sus elfos. E puerto de Dubái y el zoco de Madinat Jumeirah son sólo dos de los mercados navideños de la temporada, con pistas de hielo, puestos de comida y regalos.

Además, los restaurantes y hoteles del centro de la ciudad se esmeran en ofrecer comidas y cenas tradicionales, incluyendo pavo al horno con todos sus complementos; las misas de Navidad tampoco faltan en las iglesias cristianas de la ciudad. Lo celebres como lo celebres, serán unas Navidades irrepetibles.

¡Feliz Año Nuevo!

Fireworks and the Burj Khalifa Dubai

Sólo hay que esperar unos días después de la Navidad para la siguiente celebración: el Año Nuevo. Desde sus discretos comienzos, la medianoche del 31 de diciembre se ha convertido en una importante forma de proyectar Dubái en la escena mundial.

Las celebraciones suelen girar en torno al Burj Khalifa, con multitudes que se reúnen junto a la Fuente de Dubái horas antes de que dé comienzo el espectáculo de luces en el lateral del enorme edificio y el espectáculo de fuegos artificiales sobre él.

Si prefieres vivir una experiencia de gala, hay mucho donde elegir, ya que la mayoría de los principales hoteles, clubs y restaurantes de la ciudad son escenario de fiestas de una u otra forma, incluido el barco Queen Elizabeth II. ¡Aprovecha que estás en uno de los mejores destinos de compras del mundo para adquirir un traje o vestido elegante para la ocasión!

Disfruta Dubái en diciembre

Sol, mar, desiertos y humedales, cultura y tradiciones —y también nieve si quieres—, Dubái en diciembre tiene todo lo que buscas en un destino para la temporada navideña, más algunas atracciones que no encontrarás en ningún otro lado, como los alucinantes paisajes desérticos, el rascacielos más alto del mundo y unas playas ideales para relajarte y romper con la rutina por unos días. También puedes echar un ojo a nuestra guía esencial de Dubái para encontrar más ideas. 

Sabemos que Dubái en diciembre no es exactamente un destino para bajos presupuestos, pero no todo son hoteles de súper lujo y celebridades. Y con los pases que Go City te ofrece, ya sea el Pase Explorer o el Pase Todo Incluido, podrás ahorrar muchísimo en las entradas a las atracciones principales del emirato. Decide cuál es que más te conviene y ¡no te lo pienses más!

Limited time offer

Sign up and save an extra 5% today.