Los mercados de París cuentan con una larga tradición que se remonta a la época romana, cuando la ciudad se llamaba Lutecia y había un único mercado que abastecía a toda la Île de la Cité. Hoy en día hay cerca de 100 mercados repartidos por toda la ciudad en los que se pude encontrar todo tipo de productos, desde alimentos frescos hasta antigüedades, pasando por objetos de segunda mano, flores y animales domésticos.

Los mercados de París son una parte integrante de la vida y la cultura parisinas, además de lugares encantadores y fotogénicos que merecen una visita. Quién sabe, lo mismo hasta encuentras el souvenir perfecto para llevarte a casa entre los coloridos puestos de uno de estos mercados. ¿No tienes muy claro cuáles son los mercados más interesantes de la ciudad? No te preocupes, te hemos preparado una selección de los 10 mejores mercados de París. ¡No te los pierdas!

1. Marché Bastille

Los mejores mercados en París.

El Marché Bastille, uno de los mayores mercados al aire libre de París, es un derroche de aromas y colores que se extiende desde la altísima Colonne de Juillet, en la plaza de la Bastilla, hasta el frondoso bulevar Richard-Lenoir, todos los jueves y los domingos. En sus puestos encontrarás los mejores alimentos de proximidad que ofrece la región. Recórrelos todos y sumérgete en los embriagadores aromas de las plantas aromáticas recién cosechadas, los fragantes quesos franceses, las deliciosas setas y el pan recién horneado. Si vas a cocinar durante tu viaje, este es el lugar ideal para hacerte con los ingredientes para una cena especial. Otra opción que nos encanta es comprar algo para picar y unos zumos frescos y caminar hasta la cercana Place des Vosges para disfrutar de un picnic en un entorno encantador en pleno Marais.

2. Marché aux Puces Saint Ouen

El mercadillo más grande del planeta, el Marché aux Puces de Saint Ouen, es un laberíntico rastro que se extiende por calles y callejuelas repletas de todas las antigüedades, piezas decorativas y cachivaches que te puedas imaginar. Pero no te dejes engañar por el término marché aux puces (mercadillo o rastro), en este fascinante lugar puedes encontrar auténticos tesoros si sabes buscar. Joyas como ese disco de Nirvana tan raro que llevas 15 años buscando o un bolso vintage único. Además de adornos art déco, juguetes antiguos, muebles de época en perfecto estado, pósters, cuadros, alfombras... en fin, te haces una idea, ¿no? Abre los sábados, los domingos y los lunes.

3. Rue Montorgueil

Mercados gastronómicos de París. Los mejores mercados y mercadillos de París.

La Rue Montorgueil, otro paraíso gastronómico, es un mercado permanente que se extiende entre los distritos 1 y 2 de París. Montones de pescaderías, panaderías, floristerías y queserías artesanales exponen sus mercancías (e inundan el ambiente con exuberantes aromas) en grandes y coloridos escaparates que salpican las aceras peatonales de la zona. Especialmente digna de Instagram es la fachada azul pálido y oro de Au Rocher de Cancale, un restaurante de mariscos muy popular que data del siglo XIX. Otra de las tiendas que merecen una visita no solo por sus deliciosos productos si no por su suntuosa decoración es Stohrer, la pâtisserie más antigua de la ciudad. El reto consiste en salir de la pastelería sin un arsenal de éclairs de chocolate y babás al ron.

4. Marché aux Fleurs et aux Oiseaux

Mercado de flores y pájaros en París. Los mejores mercados al aire libre de París.

Durante la semana es un mercado de flores que vende flores autóctonas y exóticas de todas los tipos, tamaños y colores. Los fines de semana, esta institución centenaria de la Île de la Cité cobra vida con el sonido de miles de pájaros que graznan, gorjean y trinan. La maravillosa variedad de plantas y aves de colores hace de este mercado un lugar maravilloso para pasear, aunque solo sea para mirar los puestos, sin intención de comprar nada. Endulza el paseo con una bolsa de chouquettes de alguna boulangerie cercana y aprovecha para visitar a la cercana Catedral de Notre-Dame. ¿Se te ocurre un plan más encantador para una tranquila mañana de domingo en París?

5. Marché Raspail

Este mercado gastronómico de producción ecológica anima el distrito 6 de París cada domingo. Personajes de la cultura francesa tan conocidos como Gérard Depardieu o Laetitia Casta han declarado que es su mercado favorito de la ciudad. Y no es difícil descubrir por qué, con la gran cantidad de productos frescos y delicias recién cocinadas que pueblan cada puesto. Pide muestras gratuitas para probar antes de comprar y, hagas lo que hagas, no te vayas sin comerte una galette: deliciosas crepes saladas calientes rellenas de queso, patata, champiñones y cebolla. Ooh la la.

Si después de recobrar fuerzas con las exquisiteces del mercado quieres seguir con las compras, estás de suerte, porque tienes a tiro de piedra los famosos grandes almacenes Bon Marché, la FNAC y Sephora, entre otras tiendas. A la caída de la tarde, acércate hasta la Torre de Montparnasse (a 10 minutos escasos a pie) y sube su altísimo mirador para disfrutar de unas vistas panorámicas inmejorables de Paris la nuit. ¿Qué más se puede pedir?

6. Brocante des Abbesses

Brocante des Abbesses, París. Los mejores mercadillos y rastros de París.

Este diminuto mercadillo en plena Place des Abbesses es otro paraíso terrenal para quienes disfrutan de la búsqueda de tesoros vintage y de segunda mano. Comienza el día con un interminable brunch parisino dominical y continúa recorriendo las encantadoras callejuelas adoquinadas del barrio de Montmartre hasta llegar a este pequeño mercado, relativamente discreto y menos turístico que otros. Los puestos de este rastrillo son el lugar perfecto para comprar objetos decorativos antiguos, como lámparas, cuadros o postales, además de piezas únicas de joyería de artistas locales.

7. Marché Mouffetard

La Rue Mouffetardconocida localmente como "la Mouffe" y descrita por Hemingway en sus memorias como "aquel encanto de callejuela con tiendas y puestos de mercado que iba hasta la Place de la Contrescarpe", es una de las calles más antiguas de París. Salpicada de pintorescos edificios que conservan gran parte de su autenticidad y encanto medievales, esta calle es un lugar típico para comprar embutidos, quesos, patés y pan en sus bulliciosos puestos y tiendas. Acuérdate de levantar la vista de vez en cuando para contemplar las increíbles esculturas y frescos de los edificios. Y si haces caso a Hemingway y recorres toda la calle hasta la Plaza de la Contrescarpe, estarás a escasos minutos pie del neoclásico Panteón de París, ¡aprovecha y hazle una visita!

8. Marché du Livre

Mercado de libros en París. Los mejores mercados en París.

Si te gusta la lectura y todo lo que tiene que ver con los libros, tan solo tienes que poner rumbo al frondoso parque George-Brassens, en el distrito 15. ¿Por qué?, te preguntarás. Porque todos los sábados y domingos los pabellones cubiertos del Marché du Livre se llenan precisamente de eso, de libros. Aquí podrás hojear miles de volúmenes de todo tipo, desde ediciones antiguas y descatalogadas hasta clásicos modernos. Una vez que te hayas hecho con algunas gangas, hazte con un café para llevar y busca un lugar a la sombra de los árboles para disfrutar de una buena lectura.

9. Marché des Enfants Rouge

El nombre del mercado cubierto más antiguo de París: "el mercado de los niños rojos", se debe a la ropa roja que llevaban los niños de un orfanato cercano en el siglo XVI. Cuatrocientos años después, es uno de los mercados gastronómicos favoritos de quienes disfrutan de la buena mesa en el corazón del barrio de Marais, a dos pasos del Museo Picasso de París. Un mercado pequeño, pero maravillosamente abastecido con montones de productos frescos y varias de las mejores opciones de comida callejera de la ciudad.

Déjate guiar por tu olfato (y por la longitud de la cola) hasta Chez Alain Miam Miam, uno de los locales más populares, para degustar unos sándwiches fritos que te saciarán hasta límites insospechados. En el improbable caso de que aún te quede algo de hueco en el estómago, prueba un baklava dulce como la miel y un té a la menta en Le Traiteur Marocain.

10. Puces de Montreuil

El Mercadillo de Montreuil, el hermano pequeño de su homólogo más conocido de St-Ouen, es menos conocido y está un poco más alejado de los caminos trillados, lo que hace que merezca la pena peregrinar hasta allí para encontrar una auténtica ganga. Hay un poco de todo, desde moda vintage, cómics retro y viejos vinilos hasta piezas de bicicleta, accesorios de iluminación e interminables pilas de cubertería antigua. Los mejores puestos se encuentran en la pequeña plaza al final de la calle. Eso sí, prepárate para regatear (si es que eres capaz de hacerlo en francés) o sencillamente date una vuelta y disfruta del ambiente.

 

Ahorra en París con Go City®

Y hasta aquí nuestra selección de los 10 mejores mercados de París. Si además de recorrer todos los mercados de la ciudad también quieres hacer algo de turismo, hazte con un pase turístico de Go City®. La mejor manera de conocer París y visitar sus principales atracciones a precios inmejorables. ¡No te lo pierdas!