Dos días en París parece poco tiempo, pero con un poco de organización (y uno de los dos pases de Go City), podrás aprovechar el tiempo al máximo y darte una buena idea de la belleza y espíritu de esta ciudad. ¡Prepárate para gozar! (Y ruega a los cielos que no te llueva.)

De hecho, si tienes mucha energía y eres de los que no te quieres perder nada, el Pase Todo Incluido de dos días puede ser tu solución perfecta: por el precio del pase, puedes escoger entre aproximadamente ¡80 actividades! Son demasiadas, sí. Pero con este artículo intentaremos ayudarte a diseñar un posible itinerario que luego tú puedes modificar a tu gusto.

Antes de seguir leyendo, tenemos que hacer una advertencia importante: las principales atracciones de París (la torre Eiffel, el Louvre, Notre Dame, etc.) son algunos de los monumentos más visitados DEL MUNDO. Si quieres hacer visitas guiadas de estos lugares (algo que recomendamos encarecidamente), o incluso nada más si quieres visitarlos por tu cuenta ¡haz tu reservación con tiempo! (Y ten paciencia con las filas.)

Día 1: El Triángulo de Oro en autobús 

Café en París por la mañana

Nada te hará sentir tanto que has llegado a París como sentarte en un café por la mañana, cuando la ciudad empieza a desperezarse. Así que para empezar con buen pie tu aventura parisina, lo primerísimo que tienes que hacer es escoger la terraza de una cafetería —cualquiera, la más cercana a tu hotel, por ejemplo, o ve al Café Louise en St Germain (el precio del desayuno está incluido en tu Pase Todo Incluido).

Toma tu café con leche y tu croissant crujiente y respira profundamente. ¡Ya has llegado! Las terrazas son parte integral de la vida parisina, y en los últimos años los propietarios han intentado incluso que sean declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Si fuiste al café Louis, puedes caminar al Museo de Orsay para tomar el Big Bus París, pero si tienes un poco de tiempo, tal vez quieras entrar y admirar las obras de arte francés albergadas aquí, o tomarte una foto en el gran reloj del edificio que en su otra vida fue una estación de tren.

Déjate llevar por la ruta del autobús turístico que pasa por algunas de las calles más bonitas y principales de la ciudad, y aprende con las narraciones que animan el recorrido. Puedes hacer paradas en los lugares y monumentos que quieras. Sugerimos hacer una en los jardines del Palais-Royal, construido en el siglo XVI. Este jardín es el centro neurálgico de París, y es de muy fácil acceso. Limita por un lado con el Museo del Louvre y por el otro con la Plaza de la Concordia.

Del Palais-Royal a la Plaza de la Concordia, la mayor plaza de París, puedes ir caminando. En su centro se encuentra un obelisco egipcio de 3,300 años de antigüedad, un regalo que Egipto hizo a Francia en 1836 como muestra de agradecimiento por los servicios de Champollion, la primera persona que logró desentrañar el misterio de los jeroglíficos.

The Arc de Triomphe in Paris

Desde aquí, sube por la avenida más famosa del mundo: los Campos Elíseos, por supuesto. Lleva a otro punto emblemático de París: el Arco del Triunfo, que Napoleón I decidió construir tras la batalla de Austerlitz para honrar a los soldados franceses. Se puede subir a su cima, que ofrece una vista de 360º de la ciudad.

Después, antes de que se vaya el sol, haz tu visita a la Torre Eiffel (como estás leyendo este artículo, ya tendrás tu reservación hecha desde hace días). ¡No puedes irte sin verla de cerca y subir a su mirador! Después del recorrido, y si el tiempo lo permite, échate un descanso en los Campos de Marte, tal vez con una copa de vino en mano.

Día 2: El Sena en barco

Paris Explorer Pass

Como Moscú, Londres o Berlín, París tiene su gran río que la atraviesa y la divide, y sus puentes que unen las dos riberas y que se han convertido en símbolos de la ciudad. Tema y material de escritores, pintores y músicos, el Sena es un río que enciende la imaginación a cualquiera que lo recorre o que pasea por sus innumerables muelles y puentes.

Para tu segundo día en París, te proponemos como tema central un recorrido por este mítico río. Haz tu reserva para un tour de una hora en barco que te dará una magnífica perspectiva de la ciudad desde el agua (y de la paliza que te diste ayer en tu primer día en París). Además, podrás admirar de cerca los grandes puentes del Sena, como el Mirabeau, el Puente de las Artes, o el majestuoso Puente Alejandro III, que domina la Plaza de la Concordia. Los cinéfilos se podrán tomarse una foto en el Puente de Bir-Hakeim, donde tiene lugar una escena de la película Inception del director Christopher Nolan.

Después de comer, aprovecha para hacer un tour, ya sea de Notre Dame o del Museo del Louvre, que te llevará un par de horas. Oh, y para comer, toma nota: el Pase Todo Incluido tiene varias opciones que incluyen comida —una gran manera de ahorrar y al mismo tiempo tener una experiencia diferente.

 

Vue depuis la Tour Montparnasse

O tal vez consideres que tu viaje a París no estaría completo sin una visita al barrio de Montmartre y la iglesia del Sacré Coeur. Ve al atardecer para tener unas vistas increíbles de la ciudad desde la colina.

Por la noche recomendamos regresar al río y pasear por los muelles de adoquines del Sena, un punto de referencia para los noctámbulos de la capital. Baja por las estrechas escaleras, y encontrarás bares de moda, pequeños restaurantes y, en verano, música en directo. Los más animados son los muelles de Saint-Michel, así como los de Jussieu (punto de encuentro de los estudiantes de las universidades de los alrededores). El muelle Branly, a los pies de la Torre Eiffel, también es una visita obligada.

En resumen…

A plate of escargots

Como ves, con el Pase Todo Incluido es muy fácil armar un itinerario para pasar dos intensos días en París. Como algunas de las actividades incluyen desayunos, comidas o degustaciones de vino y champagne, también podrás ahorrar en ese aspecto del viaje.

Si prefieres llevarlo con más tranquilidad y te gusta perderte por las calles de una ciudad, escoge el Pase Explorer con tres o cuatro de las atracciones que quieres visitar, y con Go City ahorrarás hasta un 40% en el precio de las entradas.

Además, estamos seguros de que después de estos dos días vas a querer regresar. ¡Cuéntanos como te fue en nuestras redes sociales!