Si llegaste hasta este artículo, podemos suponer que Escandinavia está en tu lista de deseos. No nos extraña nada. La arquitectura de cuento de hadas de sus ciudades, la belleza asombrosa de sus fiordos y el espectáculo de las auroras boreales son maravillas que ningún viajero olvidará jamás.

Y, por supuesto, ningún viaje por Escandinavia estaría completo sin una visita a Estocolmo, la ciudad construida sobre un archipiélago, con deslumbrantes palacios y un precioso casco antiguo lleno de sorpresas. Tres días es el tiempo perfecto para explorar la capital sueca y conocer algunas de sus principales atracciones, así que, si estás un poco abrumado tratando de armar un itinerario, no entres en pánico y toma nota.

En este itinerario incluimos:

  • Gamla Stan
  • El Palacio Real
  • Ayuntamiento
  • Djurgarden
  • Katerina-Sofia
  • Skinnarviksberget
  • Castillo de Drottningholm
  • Vida nocturna

 

Día 1: Mañana - Gamla Stan (centro histórico)

Stockholm old town

 

Empieza tu visita en el centro medieval de Estocolmo, Gamla Stan. La mayoría de sus edificios datan de los siglos XVIII y XIX, aunque si dedicas algún tiempo a recorrer el laberinto de calles empedradas y callejuelas encontrarás algunos que se remontan al siglo XIII, como la imponente catedral de Storkyrkan. Sigue explorando el casco antiguo y encontrarás tiendas, museos, y una multitud de cafeterías por si necesitas parar a tomar un café, un rollo de canela (¡obligatorio!), y observar a la gente.

 

Día 1: Tarde: - Palacio Real

Stockholm royal palace

 

Ve al Palacio Real, en el barrio norte del distrito, antes del mediodía y llegarás a tiempo para ver el cambio de guardia, que tiene lugar todos los días a las 12:15 (o a la 1:15 los domingos). Los guardias reales, resplandecientes con sus uniformes azules, desfilan por el recinto del palacio en diversas formaciones, a veces a caballo y otras con una banda de música. Disfruta del espectáculo y después dedica un par de horas a pasear por las exhibiciones y salones del palacio para echar un vistazo a la vida real sueca.

 

Día 1: Noche - Vistas del atardecer desde Skinnarviksberget

View of City Hall from Skinnarviksberget

 

Termina el día con un momento romántico en el punto más alto de la ciudad, en Skinnarviksparken, un parque público situado al otro lado del archipiélago, frente al Ayuntamiento. Camina desde el casco antiguo o descansa las piernas tomando un autobús Hop-On Hop-Off hasta Slussen y luego dirígete al oeste por el paseo marítimo. Dependiendo de la época del año, quizá te apetezca comer en uno de los cafés o restaurantes que rodean el parque y luego subir a ver la puesta de sol, o subir primero para ver la puesta de sol y luego volver a bajar para cenar. En cualquier caso, disfrutarás de unas impresionantes vistas de 360 grados de la ciudad mientras el sol se pone y las luces del Ayuntamiento se reflejan en el agua.

 

Día 2: Mañana – Djurgarden

Skansen museum on Djurgarden

 

Pasa el día empapándose del ambiente tranquilo de la isla real de Estocolmo. Para llegar, camina, toma un tranvía o utiliza el autobús hop-on hop-off. Una vez allí, visita uno de los muchos museos de la isla: dependiendo de tus intereses, puedes ir al Museo ABBA, el Museo Vasa (con el famoso buque de guerra del siglo XVII que se hundió en 1628 y fue rescatado en 1961) o el Museo Skansen, el museo al aire libre más antiguo del mundo, dedicado a la vida cotidiana en Suecia antes de la revolución industrial. Si te gusta beber, visita el Museo de las Bebidas Espirituosas, donde podrás conocer la historia de la ginebra y muchos otros licores. Para comer, hay muchos cafés y restaurantes en la isla, o puedes llevarse un picnic para disfrutar en uno de los exquisitos parques y jardines de la isla.

 

Día 2: Tarde - Paseo en Katerina-Sofia

Katerina Church in Stockholm

 

En Djurgarden, toma el barco hop-on hop-off hasta la parada H. Fotografiska y disfruta de un paseo nocturno por el barrio de Katerina-Sofia. Aquí encontrarás casas muy hermosas y callejuelas tranquilas, así como el impresionante exterior amarillo y la imponente cúpula de la iglesia de Katerina, cuyo interior merece la pena visitar si la encuentras abierta. Muy cerca se encuentra la iglesia de Sofía, no tan imponente, pero situada en lo alto de una colina desde la que se domina la ciudad.

 

Día 2: Noche - Vida nocturna en Estocolmo

Casino Cosmopol

 

Si te queda algo de energía, no dejes pasar la oportunida para explorar la animada escena nocturna de Estocolmo. Recorre los distritos del sur de Estocolmo y los suburbios de Sodermalm, donde encontrarás cafés animados y bares de moda con un ambiente informal y relajado. También puedes regresar a Gamla Stan para ir de bares o dar un paseo nocturno por el Palacio Real y la iglesia de Storkyrkan, que tienen su encanto misterioso por la noche. Si sabes y disfrutas de los juegos, ve al Casino Cosmopol, un elegante edificio art decó donde podrás probar suerte en el blackjack, el póquer, la ruleta y las máquinas tragaperras.

 

Día 3: Mañana - Excursión en barco

Artipelag boat

 

¿Tal vez tomaste demasiadas cervezas suecas? ¿Te fue bien en el casino y se te hizo un poco tarde? Una manera infalible de liberarse de la pereza (o la resaca) en Estocolmo es hacer una de las posibles excursiones en barco.

Si quieres seguir explorando la ciudad, súbete al barco Hop-On Hop-Off y haz todo el circuito hasta que te regrese el alma al cuerpo. O escoge entre la excursión por el Canal Real, la de los Puentes de Estocolmo, un tour por el archipiélago o excursiones en barco a las diferentes islas, como Fjaderholmarna, Artipelag, o Gustavsberg, cada una con su propio encanto.

O si quieres subirte a un barco realmente especial, haz una excursión de un día entero al Palacio de Drottningholm, viajando en una embarcación de principios del siglo XX (1901, para ser exactos) a través del lago Mälaren. Una vez allí, podrás visitar algunas de las residencias privadas de la Familia Real sueca, los Jardines Reales, y el bellísimo Teatro Drotttningholm del siglo XVIII, donde se celebra un famoso festival de ópera cada verano.

 

Día 3: Tarde – Ayuntamiento

Stockholm City Hall

 

A menos que vayas a pasar el día en Drottningholm o en alguna de las islas del archipiélago, regresa al centro de la ciudad por la tarde para ver todo lo que te hayas perdido el primer día. Puedes visitar el Museo del Nobel o el Museo Judío en Gamla Stan, ambos fascinantes, o echar un vistazo a la iglesia de Riddarholm, lugar de enterramiento de los monarcas suecos desde hace 600 años.

A continuación, ve a conocer el icónico Ayuntamiento de Estocolmo, donde cada año se lleva a cabo el banquete de los premios Nobel. Ubicado en el paseo marítimo del norte, se puede realizar una visita (solamente con guía) para recorrer los impresionantes salones de ceremonias y contemplar la colección de arte que ahí se encuentra. De mayo a septiembre, y si estás en forma, p subir a la torre de 106 metros para disfrutar de unas impresionantes vistas de 360 grados de la ciudad.

 

Día 3: Noche – Ostermalm

Ahora ve hacia el este para dar un paseo nocturno por el paseo marítimo. Aquí encontrarás un montón de bares y cafeterías si buscas una comida tradicional o un aperitivo antes de cenar. Asegúrate de que tu ruta te lleve por la estación de metro de Kungsträdgården para contemplar el arte subterráneo (y tomar mil fotos). Pasea por Strandvagen, un magnífico bulevar arbolado salpicado de elegantes villas, hasta llegar al barrio de moda de Ostermalm para terminar tu aventura en Estocolmo bailando toda la noche en uno de los bares o discotecas de la zona.

 

Aprovecha tu tiempo al máximo con Go City

Ya ves que en tres días puedes hacer mil cosas en Estocolmo, sobre todo si viajas con el Pase Todo Incluido de Go City. Podrás estrujar tus días al máximo, y además ahorrar un montón de dinero en docenas de actividades, tours, museos y experiencias en esta bellísima capital escandinava.

Pero no acaba ahí la cosa: Go City te ofrece pases en más de 30 ciudades por todo el mundo. ¿A dónde quieres ir después de Estocolmo? Síguenos en Instagram o Facebook para estar al tanto de promociones y noticias de viaje.