La palabra souvenir viene del francés y significa "recuerdo". Si encuentras el souvenir adecuado, los recuerdos de tu viaje a Dubái perdurarán mucho tiempo después de tu regreso a casa. Lo que elijas dependerá en gran medida de tu viaje y de tus experiencias, desde luego, pero en caso de que te falten ideas, hemos reunido una selección de los mejores recuerdos de Dubái para ti. ¡Vamos a ello!

 

1. Dátiles rellenos

Dátiles rellenos de Dubái

Dulces, algo pegajosos y totalmente exóticos para la psique occidental, los dátiles desempeñan un gran papel en la cultura emiratí. Con este fruto se rompe el ayuno del Ramadán cada noche a la caída del sol. Los dátiles son un símbolo de prosperidad y fertilidad, por lo que es un regalo habitual cuando se visita la casa de alguien. ¡Y hay unas 100 variedades diferentes entre las que elegir!

En Dubái, son tan apreciados que existen tiendas dedicadas exclusivamente a su venta, donde, por supuesto, no solo los venden en estado natural, sino rellenos. Las versiones más auténticas y tradicionales están rellenas de almendra o de pistacho picado. Sin embargo, se pueden encontrar todo tipo de variaciones modernas del relleno, desde mango seco hasta crema de coco o chocolate blanco. ¡Pruébalos, seguro que sales de la tienda con una bolsa llena!

 

2. Coloridos faroles

Faroles frente al agua en Dubái

Y hablando de tradición y artesanía, no podemos pasar por alto las intrincadas formas y el colorido cristal de los faroles típicos de la región. Los hay de todos los tamaños, lo cual es perfecto, tanto si llevas solo equipaje de mano como si tienes más espacio en tu maleta de bodega. Una vez de vuelta a casa, tendrás un precioso recuerdo que además añadirá color a cualquier rincón de la casa; quedará perfecto si tu estilo es más bien bohemio, pero también servirá de punto focal si tu decoración es más minimalista. ¡No hay fallo posible!

Si prefieres los diseños más modernos, acércate al zoco del distrito de Al Karama, que además merece muchísimo la pena por los impresionantes murales que decoran sus calles. Y si buscas algo completamente tradicional, pásate por la tienda de antigüedades Antique Museum, en Al Quoz.

 

3. Chocolate local

Chocolate en barra y en polvo, Dubái

Aunque no lo creas, Dubái produce tanto chocolate como dátiles, y a veces los combina de una forma magnífica. Aunque parte de las materias primas, incluidas las vainas de cacao, tienen que importarse del extranjero, el mejor chocolate dubaití tiene personalidad propia... No en muchos otros lugares se emplea leche de camella en la elaboración.

En la fábrica de chocolate Mirzam, que también se encuentra en el distrito de Al Quoz, podrás observar el proceso de elaboración de principio a fin. Y una vez que hayas visto a los trabajadores envolver a mano cada tableta, lo más probables es que estés deseando volver a desenvolverlas para probar exquisiteces tales como el chocolate negro con cardamomo o el chocolate blanco con azafrán. ¡Lo difícil va a ser elegir entre tanta variedad!

 

4. Khanjars

Emiratí con khanjar a la cintura, Dubái

Los beduinos del desierto de Dubái llevan siglos utilizando las dagas de hoja curva conocidas como khanjars (o janyar), que a menudo llevan a la cintura simbólicamente los líderes tribales. Una versión auténtica puede costar varios miles de euros, pero existen reproducciones más baratas que pueden ser un recuerdo ideal. Las encontrarás en tiendas de souvenirs por toda la ciudad.

Podrás admirar reliquias auténticas (sin tener que pagar miles de euros) en las exposiciones del Museo de Dubái, en el Fuerte Al Fahidi. Pero si además quieres verlas en su "hábitat natural", lo mejor es que te unas a un safari por el desierto que incluya una visita a un campamento beduino, seguro que ves más de un khanjar a la cintura entre tus anfitriones.

 

5. Especias

Especias en el zoco de las especias de Dubái

Comprar en el zoco de las especias de Deira no tiene nada que ver con hacer la compra en un supermercado occidental, y no nos referimos solo a la parte del regateo. La visita al zoco es todo un festival para los sentidos, déjate llevar por los aromas, los colores y el bullicio de la zona.

Si tienes dudas, los comerciantes te ayudarán y te guiarán encantados. Uno de los productos estrella como souvenir es el té; la variedad es casi infinita. Pero si quieres llevarte algo típicamente emiratí, cómprate una bolsita de bezaar, una mezcla de especias que los dubaitíes utilizan para aliñar sopas y guisos. Cada comerciante tendrá probablemente su propia mezcla, compuesta por varias especias como cilantro, comino, hinojo, alholva, canela y cúrcuma.

El zoco se encuentra a poca distancia de los muelles donde se descargan las especias procedentes de lugares tan lejanos como la India. De hecho, hoy día se puede subir a bordo de las embarcaciones tradicionales que transportaban estas mercancías hasta Dubái, los dhows. Anímate a vivir la experiencia completa en un crucero en dhow con cena incluida por Dubai Creek o por el puerto deportivo de Dubái. ¡Puede que el menú incluya un plato con bezaar!

6. Cestería artesanal

Artesano de Dubái

La práctica del tejido de cestería artesanal en Dubái es tan antigua como los khanjars, y es una tarea generalmente reservada a las mujeres, aunque los pescadores también la practican en su tiempo libre. El material principal que utilizan las dubaitíes es la hoja de palmera datilera, combinada con algodón, lana, tintes y otros materiales.

Encontrarás desde juegos de posavasos hasta alfombras y todo tipo de cestas. Todos ellos son souvenirs ligeros, útiles y respetuosos con el medio ambiente. ¿Qué más se le puede pedir a un recuerdo? Si buscas productos cotidianos y auténticos, lo mejor es que visites los zocos del casco antiguo de Dubái. Y si prefieres diseños más modernos y elegantes, recorre las tiendas de los centros comerciales de toda la ciudad.

 

7. Bakhoor

Bakhoor en un quemador dorado, Dubái

Otro de los mejores recuerdos que te puedes llevar de Dubái también se encuentra en los zocos: el bakhoor. Suele llamarse incienso, aunque no es la resina de un árbol como suele ocurrir con el resto de inciensos. El bakhoor se realiza en realidad a base de pequeñas virutas de madera de sándalo que se sumergen en aceite perfumado y se mezclan con resinas y otros aceites como el de argán.

Las mejores mezclas contienen virutas visibles de sándalo, aunque también hay versiones potenciadas con diferentes mezclas de aceites esenciales. Para que el bakhoor libere su fragancia especiada y profunda, hay que colocarlo directamente sobre carbón encendido en un quemador. Si no tienes quemador en casa, seguro que en Dubái encuentras montones, hazte con el que más te guste y ya tienes el souvenir completo.

 

8. Obras de arte con arena

Arte con arena, Dubái

Los mejores recuerdos de Dubái no tienen por qué ser los más caros. Algunos de los más divertidos son las obras de arte con arena que encontrarás en el interior de los recipientes más dispares, desde grandes cuencos de cristal hasta viejas botellas de Coca-Cola. Si te ha encantado la idea y no te importa la espera, incluso podrás llevarte una obra personalizada.

Al ser obras hechas a mano, cada una es única. Claro que la mayoría suelen inspirarse en el desierto y las montañas de Hajar, con sus evocadores tonos tierra y dorado. Serán un recuerdo perfecto de tus aventuras en Dubái.

 

9. Tambores

Players beating al ras drums in Dubai

Si buscas algo llamativo, además de típico de la zona, echa un vistazo a los tambores dubaitíes. La percusión es una parte importante en la música que acompaña a las danzas tribales, por lo que se utilizan tambores grandes y pequeños. Para quien se los quiera llevar como souvenir y no le quede hueco en la maleta, existen también en formato de llavero.

El tambor emiratí más grande, que se toca con una baqueta en lugar de con la mano, se llama al-ras y suele colgarse de los hombros. Las versiones más pequeñas incluyen el daf, que se parece a una pandereta pero sin los platillos, y el doumbek (o derbake), un tambor de copa que se toca con las manos.

 

Consigue los mejores recuerdos en Dubái con Go City®

No hay mejor recuerdo que la experiencia de contemplar Dubái desde los miradores At The Top del Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo, o disfrutar de una clase de paddlesurf y recorrer las aguas de Palm Jumeirah, el famoso archipiélago con forma de palmera.

Sin embargo, muchas veces nos gusta también llevarnos un recuerdo físico que nos refresque la memoria cada vez que lo vemos. Los mejores souvenirs de Dubái no te defraudarán, así que asegúrate de reservar tiempo para pasarte por los zocos y los centros comerciales y hacerte con el tuyo.

Y hablando de recuerdos, el mejor aliado para que tu viaje sea inolvidable es Go City®. Hazte con uno de sus pases y ahorrarás en montones de atracciones en tus vacaciones en Dubái. De hecho, con lo que ahorres, tal vez te puedas dar un capricho extra que te recuerde la experiencia. ¡Ya nos contarás!

Limited time offer

Sign up and save an extra 5% today.