¿Estás planeando pasar 3 días en Nueva York y aún no tienes claro cuál es la mejor manera de visitar esta enorme y polifacética ciudad? ¡Para eso estamos aquí! Hemos preparado una selección de lugares e itinerarios para que le saques el máximo provecho a tus tres días en Nueva York.

Desde Times Square hasta Brooklyn, pasando por Greenwich Village y Chinatown, descubre lo mejor de la ciudad que nunca duerme. ¡Vamos allá!

Día 1: de Times Square a Central Park

Times Square Nueve York

¿Qué mejor lugar para empezar que la emblemática Times Square? Esta zona es una de las más animadas de la ciudad, y sus gigantescos carteles luminosos son famosos en todo el mundo. No hay mejor manera de sumergirse en la vida y en el ambiente neoyorquinos que visitar esta plaza. Además conocerás Broadway, el epicentro de las artes escénicas de la ciudad.

Times Square no es solo sinónimo del corazón de Nueva York, sino que además está en pleno centro. ¡Más vale que lleves calzado cómodo, porque hoy toca caminar! (Pst, pst, si caminar no es lo tuyo, no te preocupes, tienes la opción del autobús turístico para moverte de un punto a otro).

Puedes empezar por visitar el Rockefeller Center; este rascacielos de los años 40 de inspiración art déco es uno de los edificios históricos de la ciudad. Y lo mejor es que, además de admirar su interesante arquitectura, también podrás subir a su mirador Top of the Rock para disfrutar de unas de las mejores vistas de Manhattan y de Central Park. ¿Se te ocurre algo mejor para llevarte tu primera impresión de la ciudad?

El Rockefeller Center se encuentra en la Quinta Avenida, así que puedes aprovechar recorrer esta gran arteria de la ciudad y contemplar sus tiendas de lujo y sus enormes edificios. No tendrás que andar mucho antes de encontrarte con la impresionante Catedral de San Patricio, una joya neogótica que sorprende entre tato rascacielos de cristal y acero. No te pierdas la visita de sus catacumbas a la luz de las velas, será casi como viajar en el tiempo.

Un poco más allá se encuentra el MoMA, uno de los museos más importantes de Nueva York y totalmente imprescindible si lo que te interesa es el arte moderno y contemporáneo.

Central Park Nueva York

Tras empaparte de arte en el MoMA, continúa hacia el norte para descubrir otro de los lugares más emblemáticos de Nueva York: Central Park. Este gigantesco parque es el pulmón verde de la ciudad. Puedes hacer como los neoyorquinos y pasear por sus más de 340 hectáreas de vegetación, tomarte un picnic en una de sus praderas o pasar un buen rato remando en el estanque. Nuestra recomendación para disfrutar del parque al máximo es alquilar una bicicleta o unirte a una visita guiada en bici. ¡Verás qué maravilla!

En los alrededores de Central Park se encuentran varios de los mejores museos de la ciudad. Si te interesa la ciencia, no te pierdas el Museo Americano de Historia Natural, donde los esqueletos de dinosaurios conviven con fósiles, gemas y meteoritos. Si prefieres algo más artístico y vanguardista, tu museo es el Guggenheim, un edificio ya de por sí sorprendente en el que descubrirás una increíble colección de obras de Picasso, Mondrian, Kandinsky y Chagall. Y si buscas un poco de todo, puedes pasarte por el Museo Metropolitano de Arte, MET, que alberga desde tesoros antiguos hasta arte americano, pasando por obras egipcias y asiáticas. ¡Como ves, Nueva York tiene museos para todos los gustos!

Y para terminar este completo primer día, vuelve a bajar por la Quinta Avenida hasta llegar al emblemático Empire State Building. ¿Hay algo más típicamente neoyorquino que este edificio? No te conformes con verlo desde abajo, sube al mirador para disfrutar de unas vistas increíbles de la ciudad iluminada. Si no te encantan las alturas o encuentras demasiada cola en el Empire, tienes una alternativa menos conocida, pero igualmente fascinante: hacer un crucero por el río Hudson al anochecer. ¡Nueva York iluminada fascina la mires como la mires!

 

Día 2: de Battery Park a Greenwich Village

Estatua de la Libertad Nueva York

Después del ajetreado primer día, toca descubrir otra parte de la ciudad. Comencemos en el extremo sur de Manhattan, en Battery Park. ¿Por qué precisamente aquí? Para empezar, porque desde aquí sale el ferry a la Estatua de la Libertad y Ellis Island. Dedica buena parte de la mañana a esta excursión, en la que no solo aprenderás muchísimo sobre los orígenes de Nueva York, sino que disfrutarás de unas vistas increíbles de la ciudad desde el barco y desde las islas.

De vuelta a tierra firme, explora el Distrito Financiero, codéate con los hombres y las mujeres de negocios de Wall Street, y visita el Monumento Nacional del 11-S, en el lugar en el que se encontraban las desaparecidas Torres Gemelas. El museo contiguo es un conmovedor homenaje a las 2977 víctimas de los trágicos atentados de 2001.

Avanza un poco hacia el norte y te encontrarás en uno de los barrios más sorprendentes de Nueva York: Chinatown. La vida del barrio gira en torno a la estación de metro de Canal Street. Recorre Mott Street para descubrir sus coloridas y exóticas tiendas. Y explora Pell Street y Doyer Street para contemplar algunos de los edificios más antiguos de la ciudad.

También puedes acercarte hasta el Mahayana Temple, el mayor templo budista de Nueva York. Para terminar, visita Columbus Park, el único espacio verde del barrio, donde verás a los lugareños jugando al ajedrez o practicando taichí, es el lugar perfecto para tomarte un descanso en mitad de tu segundo día de turismo.

Chinatown Nueva York

Al norte de Canal Street, de camino hacia nuestro siguiente destino, encontrarás otro de los barrios más pintorescos de la ciudad: Little Italy. Aprovecha para pasear por Mulberry Street y descubrir sus encantadoras tiendas de alimentación y sus coquetos restaurantes italianos. También puedes explorar las estilosas  tiendas y boutiques de la zona de NoLIta.

Al anochecer, dirígete a Greenwich Village, el corazón cultural de Nueva York. Este barrio fue el patio de recreo de la comunidad hippie, y más tarde el de la Generación Beat y la escena folk neoyorquina. En las calles y los cafés del barrio se respira aún el ambiente bohemio y contracultural. Aquí encontrarás algunos de los clubes de jazz más míticos de la ciudad, como el Blue Note, el Zinc Bar o el Bar Next Door.

Día 3: Brooklyn, Harlem o Chelsea

Puente de Brooklyn Nueva York

Comenzamos nuestro tercer día con otro de los barrios favoritos de Nueva York: Brooklyn. Desde Manhattan se puede llegar en metro, pero te recomendamos fervientemente que cruces el famoso Puente de Brooklyn, ya sea caminando o en bicicleta. Pasar por debajo de sus imponentes pilares de granito mientras te alejas de Manhattan es una experiencia genial. El puente tiene 1825 metros de longitud, tardó catorce años en construirse y se inauguró en 1883.

Nada más cruzar el puente, te encontrarás con el barrio de Dumbo; pasea por sus parques para disfrutar de unas vistas increíbles del skyline de Manhattan. Brooklyn tiene tanto que ofrecer, que puedes pasarte el día completo recorriéndolo, pero entendemos que quieras visitar otros barios en tu último día, así que vamos a hacer una selección de nuestros planes favoritos en Brooklyn para que elijas los que más te apetezcan:

Prospect Park es el parque más grande de Brooklyn, un espacio verde agradable e ideal si viajas en familia. En su interior encontrarás un zoológico y un precioso jardín botánico. El Museo de Brooklyn también se encuentra en el interior del parque, y su colección de obras de artistas estadounidenses bien merece una visita.

Bushwick es un barrio habitado por una población joven que busca un estilo de vida alternativo. Es un lugar donde la gente va en bicicleta y recicla. Este es un vecindario consagrado al slow life (modo de vida lento). Recórrelo con calma y, sobre todo, ¡no te pierdas el impresionante arte urbano que decora sus calles!

Williamsburg es un barrio moderno y multicultural conocido por sus pequeños edificios de ladrillo, que le dan un ambiente único. Este barrio es el lugar perfecto para disfrutar de la vida nocturna de Brooklyn. Si lo visitas, podrás disfrutar de unas vistas fantásticas desde Domino Park y recorrer los simpáticos bares y restaurantes de Berry Street.

Coney Island, en el extremo sur de Brooklyn, es un destino perfecto si estás en Nueva York en verano. Aquí podrás disfrutar del sol y del mar. Coney Island es una de las playas más famosas y populares de la ciudad, donde los neoyorquinos toman el sol, hacen deporte, comen perritos calientes en Nathan's y se divierten en el parque de atracciones Luna Park. ¡No lo dudes, haz como ellos!

Plano Nueva York

Si has decidido pasar solo parte del día en Brookyn (¡aunque como ves hay planes de sobra para un día completo!) y explorar otras zonas el resto del día. Te proponemos dos opciones alternativas: visitar Harlem o darte un paseo por High Line, en Chelsea.

Ten en cuenta que Harlem está en la parte norte de Manhattan, pasado Central Park, y Brooklyn en el sur, por lo que si quieres visitar tanto Harlem como Brooklyn, tal vez prefieras reorganizar tu itinerario y visitarlos en días diferentes.

Si optas por Harlem y quieres sacarle el máximo provecho en el menor tiempo posible, tal vez lo mejor sea una visita guiada en bicicleta, o sencillamente alquilar una bici para recorrer el barrio a tu aire. Para zambullirte de lleno en la cultura musical y espiritual de Harlem, nada mejor que una visita guiada centrada en la música góspel o un concierto de jazz. ¡Tú decides!

Nuestra segunda propuesta alternativa es un paseo por High Line, una de las joyas ocultas de Nueva York. Esta antigua línea ferroviaria elevada reconvertida en vía verde de casi un kilómetro y medio de longitud parte del Meatpacking District, recorre el barrio artístico de Chelsea y termina en The Vessel, una impresionante estructura en forma de celosía con un mirador al aire libre. Su red de escaleras alcanza más de 45 metros de altura desde los que disfrutar de una nueva perspectiva de la ciudad.

Escojas lo que escojas, seguro que lo pasas genial. Nueva York tiene planes para todos los gustos, así que seguro que pasas tres días inolvidables en la ciudad. ¡Estamos deseando que nos lo cuentes todo!

 

En resumen...

Una ciudad, tres días ¡y tantas posibilidades! Esperamos que con nuestra propuesta de itinerario te hayas hecho una idea global de las zonas de la ciudad y de algunos de los mejores planes para tu viaje de tres días a Nueva York.

Y, por supuesto, mientras planificas tu visita, no dejes de consultar las ventajas que te ofrece Go City® en las entradas para tus planes en Nueva York. ¡Ahorra en las entradas y aprovecha al máximo tus tres días Nueva York sin pasarte del presupuesto!

 

Limited time offer

Sign up and save an extra 5% today.